Tratos de favor

 

Este blog surge de una iniciativa personal como vecino del Palacio de las Cortes y de la Consellería de Gobernación de la ciudad de Valencia, España.


Es una denuncia al mal uso que hacen tanto vehículos oficiales como vehículos particulares (de vigilantes de seguridad de estas instituciones) del espacio público de su entorno (aceras, plazas, calles peatonales, etc)


Desde comienzos de 2012 he denunciado en numerosas ocasiones estos hechos sin haber recibido ningún tipo de apoyo de las autoridades. Los tratos de favor han sido continuos, amparados por la posición privilegiada de los infractores. Es lamentable que la propia autoridad mire hacia otro lado y que tenga que recurrir a Internet y a las redes sociales para denunciar este hecho.


Entiendo que la ley que rige la parada y el estacionamiento de vehículos en espacios públicos no es un capricho y tiene su razón de ser, por el bien común de todos. Como tales deberían de ser respetadas por los ciudadanos, sin excepción ni tratos de favor. ¿Qué ejemplo están dando estos políticos si no son capaces de respetar estas normas básicas de civismo y utilizan sus vehículos a sus anchas?


¿Se imaginan si cada uno de los vecinos hiciesemos lo mismo que ellos?


Este tipo de actuaciones hace que ciudadanos dejen de confiar en la clase política que los representa y que se pregunten: “Si esto sucede cuando utilizan su vehículo en un espacio público, ¿qué harán puertas adentro cuando no les vemos?”.


Os animo a leer las pequeñas historias que he publicado al respecto y ver la galería de imágenes donde aparecen decenas de vehículos mal aparcados. No se trata de casos aislados, sino que los tratos de favor ocurren a diario.

Definición: Privilegios y concesiones que se reciben de una autoridad.